Primera Reflexión de un Breve Viaje

24 11 2009


“Definitivamente todos los viajes son buenos, independientemente de las experiencias que de allí surgan, en realidad todos traen consigo un conjunto de cosas, con las cuales podemos aprender a ser mejores”.

Hace un par de semanas, veía una película que inicia con una frase que dice algo así: “cuándo empezó el viaje, cuándo llegas, o cuándo sales”, en realidad yo no sabría qué decir, peor algo dentro de mi me dice que empieza desde que decides salir…

Por más que lo pienso, sin duda el viaje en sí, y me refiero al momento de estar abordo de un autobús o de un avión, puede llegar a convertirse en un momento de comunión personal, en ralidad puede ser un momento de reflexión, los viajes largos son mejores para este efecto.

Viajar, no es solo una actividad no solo debe de implicar mover un cuerpo de un sitio a otro en un periodo de tiempo, bajo ciertas condiciones de velocidad y aceleración, viajar es conocer, explorar descubrir pero mejor aún buscar.

Cuando me movía de la ciudad de México durante los 200 y tantos km. pensé en varias cosas, con la buena compañía de los Holies, y de Iron Maiden me dí cuenta que existen momentos y ocasiones donde el RAMA no se tiene que ver limitado por loq ue genera el KRISHNA.

Lo anterior descrito más fluidamente y con más palabras quiere hacer referente de que loq ue nos causa placer, ocasionalmente no es lo que mas nos atrae, pero en realidad el sentido más honesto que le encuentro es que ni lo mas atractivo del universo nos puede causar placer infinito, si no lo buscamos honestamente.

Con la mirada fija en aquello dle placer y lo atractivo recorde una charla que sostenía la semana anterior con una amiga, en esa noche de tacos le decía (como muchas veces) que las personas, nuestras vidas son como una obra de teatro donde nos representamos a nosotros mismos bajo ciertas condiciones, asuntos inesperados, con coestelares y antagonistas, pero al final del día el Show siempre continúa, por que este es imposible de suspender…

Lo que conecta esa charla con este comentario, es que en algunas veces las personas despreciamos nuestro propio papel en nuestra vida, y emepzamos a quererle dar vida a un personaje fantástico que esta inspirado en nosotros mismos, pero que no es el que aàrecene el libreto original; peculiar forma de decir que aprentamos ser alguien que no somos, o no lo somos usualmente.

Creo que cuando somos aquel personaje irreal, nos alejamos de lo que peude ser lo verdaderamente atractivo, puesto que al suplantar otras actitudes y personalidad lo que le resulta atractivo al original, no puede ser igual de atractivo para el inventado. Con frialdad el placer es el mismo, pero no tan intenso como debiera, estamos fingiendo.

La primera reflexión del viaje es esa que cada fuente d eatracción irremediablemente te lleva a una fuente de placer, de modo único y especial aunque el placer sea la meta de todas tus atracciones…

(proximamente tratare el final de esta reflexión y algunas más que surgieron en ese viaje)

Anuncios




El paso del Ocio al KRISHNA,

19 11 2009

“Las personas, somos seres que diariamente nos enfrentamos al cambio, constantemente nos estamos transformando, hoy no somos iguales a lo que eramos ayer, y no somos los mismos que seremos mañana, cambiamos a nuestro propio ritmo, eso le da valor a nuestra existencia, definitivamente prodigiosa y espectante d enosotros mismos”.

Esta la primera entrada de este nuevo espacio tiene un nombre peculiar, a primera vista nos conduce a ir de lo claramente improductivo y un tanto errante, a una aparente filosofía de vida, algo intencionalmente mayormente productivo y sano; el uso de una creencia.

Sin embargo es en esta parte donde debo de desmentir a todos ustedes, pasar del ocio al KRISHNA es simplemente las palabras de despedida a un espacio anterior donde se trataban otro tipo de temas, si interesantes, pero quizá menos reflexivos.

Le diremos “hasta luego”, a ese ratito de ocio, y le diremos hola a la busqueda de respuestas, por medio de la cotidianeidad, ahora creo que la verdad esta en lo ordinario, puesto que como siempre digo somos acotores de teatro representando nuestras propias vidas, la mejor y más honesta actuación la alcanzamos en el día a día cuando no nos preocupamos por ser mas que nosotros mismos.

En la búsqueda de esa fuente inagotable de placer, nos desempeñamos, por que la obra asi lo dicta, hay que buscar ser felices, y ne ocaciones la mayor felicidad se encuentra cuando no trtamos de actuar para los demás, si no para nosotros mismos.

Así empieza este segmento dentro de mi propia opera…