Para la semana cursi de san valentin

6 02 2010


El irremediable paso del tiempo me obliga a vivir ciertas fechas que no son muy de mi agrado, digamos que se trata de situaciones por demás incómodas y que por razones que no pienso ventilar mas que lo mínimo indispensable, provocan que me desagraden.

Yo creo que a todos nos pasa algo similar, no con las mismas fechas, pero seguro allá afuera hay sujetos que detestan el día de la marmota, o el de San Fermín o lafechaquemaslesguste, en lo personal gracias a mi increíblemente grande desidia, la mayoría de las fechas no me incomodan, y solo pienso que una en particular es la más hipócrita, corrupta manipuladora y vil de todas.

En efecto, me refiero al catorceavo día del segundo mes del calendario solar vigente,que ha sido bautizado de muchas formas, cada una más ridícula que la anterior, como por ejemplo, día de San Valentín, día de la amistad, día del amor, día del amor y de la amistad, día de los enamorados, solo por mencionar algunos.

La gente por lo general, viste de rojo o blanco, otros de rojo y blanco, los más discretos combinan rojo con algún otro color, los más enajenados incluso se disfrazan de cupido, unos dicen que se trata de un pretexto para pasarla bien, eso es aceptable y honesto, otros ilusos creen que se trata de una festividad antigua, lo más despistados creen que el famoso Valentín purulaba amor a diestra y siniestra.

Y para hacer esto aún más interesante, he de comunicarles que no solo hay un San Valentín, hubo 3, así como lo están leyendo 3, el de Roma, el de Terni y otro menos importante que murió en África según dicen.

Pero como la dicotomía del bien y el mal es inevitable ninguno de ellos hablaba del amor, y es posible que se trate tan solo de mediavales obispos corruptos y por si fuera poco ninguno guarda relación real con el 14 de febrero, una verdadera lastima que se desperdiciara un concilio vaticano allá por el 1969, para acomodar el santo con el día.

Si ningún Valentín guarda relación con el 14 de febrero por qué este es el día de san valentín, la respuesta es que la iglesia lo impuso, el motivo es que la humanidad es muy torpe, demasiado torpe, el funesto error de Valentín se le carga a un poeta llamado Geoffrey Chaucer quién escribió: “Porque esto fue el día de san Valentín,
cuando cada ave vino aquí a elegir su pareja… ” haciendo referencia a saben qué…. un matrimonio forzado y por conveniencia pacto sellado el 2 de mayo de 1381 (verdadera fecha del verdadero San Valentín, Valentín de Génova, y tampoco habla d eamarse los unos a los otros)el único 14 es la posible edad de Ricardo II de Inglaterra y Ana de Bohemia.

La fecha se aclara diciendo que 9 meses después se casaron, los torpes de la plebe pensaron que el poema hacia alusión a la boda, no al pacto… si, no los culpen… pasa mucho.

Hasta el momento actual ya sabemos que Valentín históricamente es un timo, lo demás es mercadotecnia, y miles de mentes ridículas y torpes, muy torpes, flores que triplican su valor, corazones, globos y demás parafernalia que ilustran el día y lo enmarcan en el cuadro titulado “más me quieres entre más gastas en mi”, e ingenuos que adquieren todos esos productos en la obra que se llama “gasto en ti, por que quiero que veas cuanto gasto en ti y después me lo compenses con algo”

Y esa es la justa razón por la que el mentado día me produce repugnancia, el amor no se vende, no se compra y no se condiciona, la amistad no debe de conocer limites ni obstáculos, solo la verdadera amistad perdona todo y el verdadero amor vece cualquier dificultad, la amistad y el amor aceptan a los demás tal cual son,las virtudes son despreciables, aceptar los defectos eso exige amor, si somos capaces de seguir amando a alguien a pesar de sus fallas y vicios lo amamos, si no podemos, simplemente nos estamos engañando y no lo queremos.

Yo no requiero un día para decirle a la gente que quiero que la quiero, o demostrárselo, lo puedo hacer cualquier día a cualquier hora, pero mejor lo hago el día y a la hora que de verdad lo siento.

Estimados lectores, ustedes son libres de hacer lo que sea con su libertad y creer lo que quieran, a mi me vale !”·$!%”&/ el dichoso día eso es todo. Por su atención gracias.

Nota: la gerencia no se hace responsable de las reacciones que pueda provocar este post.





Sonidos luego del sonido

4 02 2010


Queridos lectores seguimos con las narraciones y cuentos cortos, pronto retomaré el sentido original de este espacio, pero creo que están bien, saludos para todos.

Solo el humo de aquellos recuerdos y la impresión de haberlos vivido, se impregnaban entre todas esas luces y destellos, apoderándose poco a poco de los espacios vacios de mi memoria; cerré los ojos, respiré tan profundo como pude y lentamente deje salir el aire por la boca mientras al encontrarme una vez más con la luz, mi corazón agitado lleno de emoción al mismo tiempo me hacía sentir una extraña calma, una indescriptible sensación de comodidad… incluso el sonido del silencio en mis oídos timbraba de un modo tal, que nunca me ha resultado incomodo, para mí era el sonido de ganar una batalla, de liberar a mis deseos, de sentirme yo mismo aunque sea por un instante.

La sensación del aire fresco que golpeaba mi espalda, era satisfactorio y contrastante con la sensación de una acalorada y alegre concurrencia que celebraba con júbilo y destello cada instante sonoro como si se tratase de una fiesta; siempre había logrado hacerme sentir cómodo, se trataba de una explosión de emociones encerradas que esperaban cualquier instante para salir todas de golpe, como una ola que embiste a cualquier roca en alguna costa.
A medida que iba avanzando esa sensación de satisfecho era cada vez más grande y capaz de vencer cualquier otra sensación como el cansancio o el dolor, pero nada era equiparable con cada uno de los instante y segundos que hace tan solo un suspiro se habían terminado. Mi voz entre apagada y rasposa trataba de expresar de forma acertada todo lo que mis pensamientos me dictaban.

Las pupilas, ya cada vez más reconciliadas con la recién adquirida luminosidad del recinto, con curiosidad examinaban los rincones cercanos, y encontraban satisfechas y con mucha familiaridad a otras tantas que seguramente expresaban lo mismo que ellas, incapaz de ser descrito en una sola palabra, solo en el ambiente se percibía una misma frecuencia de congruencia y pasión por lo sucedido anteriormente.

El ritual nunca terminaba al abandonar el sitio, esa solo era la antesala del final aún faltaba la captación de memorias y recuerdos dignos de compartir en la memoria, desde mi punto de vista son anclas que nos exige el mismo espíritu para sujetarse con esmero y cariño a aquello que tanto nos gusta.





EL destino que jamas me esperé (cuento corto)

1 02 2010


El paso del tiempo es irreversible, y la codiciosa aventura de retener los instantes más puros y sagrados se ha convertido en la búsqueda de algo sumamente inexpugnable, y allí estaba yo, sentado en la orilla de un infinito bastante obtuso preguntándome tantas y tantas cosas, acoso sería posible qué alguna de ellas, al menos una, fuese sublimemente real, o tan solo un mal control de calidad dentro de las inagotables líneas que producen mi imaginación había permitido que dentro del ensamble de sueños,se hubiese mezclado una pizca de pesadilla en el interior de cualquier subensamble….

Todo pasaba tan rápido últimamente, los cambios, vertiginosas vueltas de un destino, que ciertas veces es prometedor y las demás un tanto desalentador, me arrastraban al punto de partida, un lugar donde ya había estado unas cuantas veces en el pasado.

Sin demorar un solo instante, me di a la tarea de reunir toda la información que me hacía falta, tome aire y un par de lápices bien afilados y empece, no me detuve hasta terminar la colosal imagen de aquel Leviatán antropomórfico que oniricamente gobernaba mi alma, como sólo él sabía hacerlo.

El frescor de la mañana y el aroma de tu esencia me despertaron, se trataba una vez más de aquel sueño, abrí los ojos y me encontré con los tuyos, fijamente al mirarlos comprendí que a pesar de estar tan juntos no podíamos estar más lejos, todo se había trasformado en una rutina aplastante y por demás silenciosamente cruel.

Sin decir una sola palabra y dejando que la monotonía hiciera el resto, me levanté y me paré frente al espejo, y en ese instante me percate que ya no era el mismo, ya no, los años pasan volando también para mi me dije al par que una mueca similar a una sonrisa se apoderaba de mi fatigado y viejo rostro, una reflexión repentina.

Durante varios años traté y traté de hacerme a la idea de que todo esto era lo mejor para mi, para ambos, y ahora todas esas arrugas, solo evidenciaban la verdadera tristeza que salía desde el fondo de mi corazón, sin darme cuenta me fui transformando en lo que nunca me gustó, deje de ver a mis amigos y eventualmente fui abandonando todo lo que me gustaba, ya no había cuadros, ni retratos, ni trazos, mis pinceles se habían perdido en lo nuestro y mis sueños lo veía encapsulados en trofeos que jamás disfruté, junto con todas aquellas melodías que un día nos habían acercado tanto.

Al confrontarme con el viejo que estaba del otro lado del espejo, tan solo podía sentir el desagrado y la frustración de sentirme insatisfecho, una lagrima rodó por entre los canales de mis arrugas y se depositó en el suelo… Al cabo de un rato, bajé por la escalera de nuestro elegante “hogar”, vi otra imagen de mi pasado, una ya muy abandonada afición, mientras me aproximaba acaricié mi piano, entre imágenes
borrosas podía verme allí sentado solo un par de ocasiones y con mucha melancolía anhelaba el piano que se quedo en casa de mis padres, eran tan diferentes, y en el fondo de mi corazón siempre supe que por más fino que fuera el otro, el que guardaba mis deseos y esperanzas ya no estaba conmigo, lo había cambiado por el porte de una vida plena de amor.

Casi al borde del llanto, como si el destino quisiera revelarme algo, al fondo vi de frente a mi única musa, Calíope, llorando sola en un rincón, no podía recodar desde hace cuánto tiempo la dejé allí y ella, cuál Penélope, siempre fiel me seguía esperando, tomé aire, y sentí en vividos recuerdos el día en que empece a dejar de ser la persona que era, y me convertí en la persona que ahora soy, si es cierto, ahora tenía éxito económico, y bastantes lujos, muchos los conseguí con mi sudor y esfuerzo, otros me los dieron, no por que me los mereciera, si no para conservar el nivel de vida que su hija estaba a costumbrada a tener, de cierto modo se lo agradezco, pero otro lado, ese día me vendí por lo que creía más correcto.

Al paso de algunos meses, quizás años, mi transformación se fue dando de modo natural, las cenas y compromisos elegantes, que eran muy frecuentes eventualmente me alejaron de toda clase de cosas impropias e indignas de la gente de mi recién adquirida posición, pomposas celebraciones, y extraordinarios banquetes cada día eran más ordinarios, hablar de cualquier manifestación artística y social, era bien visto siempre y cuando se tratase de lo que se encontraba de moda, jamás me di cuenta cómo murió mi deseo de saber más y compartir lo que sabía, esporádicamente recordaba lo bien que sentía entablar una charla en medio de un café, o al calor de la parrilla en cualquier taquería, mis gustos y aficiones se transformaron pero me sentía cómodo, era amado…

En verdad estaba cómodo, me decía, para no mirar lo que había dejado atrás, poco a poco me hacía más como ellos, me vestía igual, manejaba sus mismos autos, hablaba similar, asistía incontables veces a los mismos eventos e incluso competía en las formas que ellos lo hacían, exhibía mis días de descanso en costosos sitios y mi asistencia a exuberantes restaurantes, pero mis sueños y mis pensamientos más profundos se negaron todo el tiempo a dejarse llevar y arrastrar, en el fondo era fiel a mis convicciones, posiblemente eso me volvía loco, una mente que cabalgaba fuerte y elocuentemente en un mundo superficial y vacío… pero yo me sentía cómodo y amado, así me sentía yo.

Tomando un Brandy, me senté en el piso e ignoraba el ladrido de nuestra mascota, heredero de un recuerdo de juventud… para ser franco jamás me simpatizó, pero no era mi deseo, estaba encadenado a esta vida por voluntad propia, mi destino fue así por que un día pensé que era lo mejor para ambos.

Pero… hoy ya era diferente, por alguna razón desde hacía ya muchas noches el mismo sueño me invadía, sin darme mayor espacio suspiré y tomé el valor para rendirme y continuar con mi monótona y aburrida vida de persona respetable, vacía y superficial, sin amigos, solo competidores en un mundo hipocrota y mal habido, así los veía, así me sentía yo.

Solo el triste fantasma de un viejo personaje, que algún día fue joven y que ahora es viejo, encadenado al recuerdo de una juventud vívida llena de color y sonidos… era triste ver cómo al crecer y al madurar me había enredado en todo aquello que algún día repudié, e incluso ataqué ferozmente, por que una promesa valía más para mí que muchas otras cosas, pero mi vida tormentosa solo lograba llevarme mas al vacío.

Volví a percatarme de tu aroma, y volví a ver tus ojos fijamente… sin escapatoria por toda la eternidad, hasta que la muerte nos separe.





un cuento para dormir

1 02 2010


Hola, buenas noches, es curioso darse cuenta que en ocasiones quienes más queremos nos defraudan, como me dijo una gran y muy valiosa amiga, se debe seguramente por lo que esperamos de ellos o ellas, sin embargo aveces obtenemos más de quien menos, por la misma razón, sabio comentario, lo recuerdo muy bien.

Queridos lectores imaginarios y querida lectora real, primero antes que nada, una disculpa por no tener la continuación de la trilogía, es un hecho que saldrá pronto para que sea leída, pero ahora narrare otros temas, una especie de recopilación de algunos pensamientos, otros sentimientos y varias cosas que suenan bastante interesante, muchas más cuando nos detenemos a reflexionarlas.

Como siempre la mejor forma de hacerlo es por medio de un cuento, un vehículo para inmiscuir al lector dentro de la trama, pero que también sirve para esconder las verdaderas intenciones del narrador, básicamente lo hago por deporte, aunque creo que los escondido a veces es más evidente que lo que mostramos.

… Había una vez un joven músico poeta de rock, este individuo bastante interesante, aveces muy apasionado, y otras tantas desinteresado, dentro de sus muchas contradicciones buscaba la forma de conocer más y mejor el mundo que le rodeaba, y sin saber cómo ni cuándo, generalmente se ve obligado a tomar elecciones muchas veces dolorosas, otras veces duras, pero todas para crecer y seguir confiando en el universo como fuente inagotable de amor y sabiduría.

El olor de un recuerdo se podía ver en el horizonte, mientras que la innegable mancha de una realidad cada vez más confusa se abría paso dentro de lo que todos creían real, cómodo, seguro, pero sobretodo constante y claro.

Poco a poco fui despertando y aquella mancha que siempre fue real me estaba invadiendo, al tiempo que se apoderaba de mis emociones y algunos de mis pensamientos, lo más preocupante de todo era sin duda, la imposibilidad de recordar el mundo cómo era antes, cómo era en el pasado antes de cruzar los caminos.

Intrigado por el rumbo qué estaban tomando mis emociones y la inminente proximidad de un abismo que a cada segundo esta más cerca, levanté mi cabeza hasta que el resplandor de las ideas viejas se refrescaba con los aires confundidos de una realidad que no comprendo, al menos no del todo.

Todo me llevaba a pensar en el qué y en el cuándo, pero probablemente no me importaba, no mucho más que el hecho de saber que me encontraba mejor que ayer, pero… estaba mejor, o era la falsa ilusión de creerme seguro en la fortaleza de mi egoísmo, víctima de mis miedos e inseguridades por tratar de conocer la verdad…

Sin darme cuenta aquella fragancia ya lo cubría todo y el recuerdo de un fantasma que jamás existió de cierto modo acariciaba mi alma, de una forma peculiar aquella visión que me acompañó durante muchos soles y durante muchas más lunas se esfumaba de golpe, de cierto modo era lo que aquella ilusión desearía, raptar mi alma y retenerla por siempre, mi intrigaba saber bajo qué precio.

Había perdido algo de mi propio ser, eso de ninguna manera podría ser diferente, pero sin duda jamás perdí mi espíritu, agresivo tal vez, pero real y honesto, jamás me gusto mentir y tampoco que me mintieran… la duda se llevó parte de mis emociones, pero jamás lograría llevarse la razón que me obligaba a seguir adelante.

La inspiración que siempre ha estado de mi lado me embriagaba con dulces notas y compases que alejaron mi mente del dolor y del sufrimiento que ocasionaba saber que la ruptura era evidente, inciertamente producida, pero tan tangible como eran las notas del fondo de mis vibrantes composiciones, nunca historia tan singular le había ocurrido a un joven poeta de rock, Dantescamente me encontraba saliendo de una fantasía real, producto de la imaginación viva de esa realidad cotidiana, y me preguntaba si podría ser cierto si acaso de un modo diferente.

Todo tan repentinamente, los movimientos dentro de la sinfonía de mi existencia, no avisaban, siempre había sido así pero jamás como lo era ahora, estaba perdiendo el control o simplemente se trataba de otro tipo de magia, una más poderosa que el sentimiento humano.

Pero no me detengo a meditarlo sigo a delante, pues no lo decidí yo… solo continúo avanzando, esperando poder llegar a la fuente inagotable de amor y placer ilimitado, quizá allí estaremos de nuevo, mientras tanto clarificar mis pensamientos… y hacer poesía con sonidos de rock, es lo único que se hacer, lo único que es real.

muchas gracias por leerme lectores imaginarios y lectora real, pronto tendremos entradas reales para este espacio, ahora solo diré encriptadamente lo que hay en mi mente.