¿Y si solo me faltaras tu?

17 01 2011

Con trazos repentinos y matices aleatorios fue que surgía. Interesante en todo momento, la creciente emoción de adentrarse en algo nuevo  semejaba ser del tipo con que marcan la profundidad de los paisajes. Como en aquellas artes solo habría que ir jalando la pintura para cubrirlo totalmente.

A pesar de todo, las fuertes inflexiones de energía han sido parte fundamental en esta obra. ¿Se requería de ímpetu para atreverse? o es que tal vez estaba trazado en algún lugar del universo.

Hasta dónde existían las casualidades y las coincidencias, ¿era normal?. Dos perfectos desconocidos que por alguna situación llegan a encontrarse ¿siguen siendo desconocidos? o qué debe de ocurrir para que dejen de serlo.

Quizás lo que hacía falta no era imprimir en el rostro el sello de unos labios que buscan refugio, ni grabar en la memoria el sabor de un instante pasajero, muy seguramente fueron todas esas confesiones naturales, un poco de la historia personal para sentirse menos ajenos.

Aunque sí, debo confesar que la idea de estar allí compartiendo el aliento con aquella desconocida, era increíblemente seductor. Conmovido por el peso de su mirada y la mística fragilidad de cada instante que se descompone en emociones me perdí en los minutos egoístamente cortos que se han hecho cada vez más largos.

Un latido que suena profundo en el silencio llenando el ambiente con el eco que produce una respiración calmadamente agitada se pierde en búsqueda del aire que se vuelve imperceptible al momento de contarle ese secreto suavemente al oído.

De pronto todo se detiene, el tiempo se congela y como si fuera una película me veo a mi mismo acariciando con los labios su mejilla, deslizándome con suavidad hasta encontrarme con los suyos.

Donde la noche se enamora de la luz de una luna pasajera, fría noche de un diciembre enamoradizo que ya abandonó al calendario y solo forma parte de nuestras memorias, de la tuya y de la mía.

Todo pasó así, “de rápido” y me pregunto “si volver siempre que estemos allí significa algo”, me intriga saber si eso es lo que realmente me hacía falta, con cierto sabor agridulce me percato que hace mucho que no pienso en el cada vez más lejano “será posible”.  Me concentro, te observo y no me siento diferente, solo me siento igual pero mejor.

Mejor, sí, debe ser eso. Pocas veces pasa y pocas veces funciona… será acaso que eso es lo qué hacía falta… ¿tú?, y si fuera cierto, y si en verdad lo único que hacía falta eras tú.

Creo que no podría soportarlo, es posible que ya este muy acostumbrado a ser como soy y por eso me cuestas trabajo, pero.. si solo me faltaras tú y si en verdad hay un destino que es el responsable de juntarnos y a la vez separarnos, y si en verdad existe algo más allá de nuestra conciencia que nos lleva por donde en realidad deberíamos de ir.

Sin duda te seguiría buscando, hasta despertarme en el fondo de tu alma.

Por cierto, ya te dije que me encanta la forma en que me miras…

Anuncios




Este es un Flash Informativo

13 01 2011

He pasado los últimos días pensando en qué escribir, ¿saben…?, han pasado cosas, pero quizás no son tan buenas como para narrarlas en este su espacio.

Y si lo analizamos fríamente, entre las contradicciones de Calderón y las costumbres de Kalimba, quién se va a preocupar por el joven y apuesto Indigo.

Realmente toda la atención esta puesta en ellos, y  siendo honesto, no tengo humor de contradecirme públicamente ni tengo deseos de hacer “cositas” con niñas en Cancún y… después negarlo. Eso se lo dejaré a los morenazos y los tipos estilo Milhouse.

Yo más bien debo de enfocarme a otro tipo de asuntos, probablemente no tan importantes como el “Caso Salvador Cabañas”  por decir un ejemplo, peor que si reclaman mi atención, lamentablemente yo soy uno de esos proletarios que deben de trabajar para vivir, y que le han vendido su alma a una organización por unos cuántos pesos.

Sin embargo, mis muy queridos lectores imaginarios, extrañamente este tipo de condiciones polarizan extrañamente a la opinión publica, y hacen que desperdicie mi valioso tiempo hablando del tema.

Verán, hablaba con una chica, y me decía “para el amor no hay edad”, amablemente y con educación le conteste: “así es, el amor no tiene edad, lástima que se trababa de sexo casual”.

Otra chica dijo: “esas son unas trepadoras….”, yo parafraseando agregué, “pues por eso las llevó a su habitación”. Una más mencionó: “estoy segura que se esta aprovechando de la situación”, sutilmente agregué “las acciones consumadas se conjugan en pasado y no en copretérito”, estoy seguro que hasta le momento actual no sabe que le quería decir.

De cualquier forma el día de hoy, todo parece tratar el asunto, es por eso que decidí colocar en este su blog, una recopilación de los chistes en honor al caso, la idea es que ustedes mis queridos imaginarios voten por su favorito y veamos cual es el más popular.

Sin más que agregar:

Chistes del caso Kalimba

by todos los “humoristas mexicanos”

  1. ¿Cómo se dice violación en africano? – Te-tumba la tanga Kalimba…
  2. Atención todos!!! Kalimba se ha vuelto blanco!!!! …Pero de la Procuraduría!
  3. El Club América anuncia la contratación de Kalimba como delantero central… Porque él si la mete!
  4. Kalimba nunca sirvió para la guitarra ni la batería… Para lo que es bueno es para el violín!
  5. La PGR está con todo contra Kalimba! …Ya pusieron su foto en todas la envolturas de Negrito de Marinela para encontrarlo!
  6. Qué gritaba la edecán a Kalimba durante la violación?? …No se vale mano negra!!
  7. Y qué le contestaba Kalimba a la edecán?? …Es que estoy tocando fondo!
  8. Primer acto, Kalimba en el bar tomándose fotos con las edecanes. Segundo acto, Kalimba en su habitación tomándose unos tragos con las edecanes. Tercer acto, Kalimba en la cama tomando las nalguitas de las edecanes. ¿Qué es esto? …Una obra negra!!
  9. A ver “Srita” señale al culpable. ☺ ☺ ☺ ☻ ☺ ☺ ☺
  10. kalimba es cierto que te dicen Cristobal Colon?… Por que te veniste en la Niña

Posiblemente existan más peor no le iba a dedicar más espacio al tema, la gerencia agradece su ingenio a los que los crearon.