Indigo en tiempos de gastritis.

5 04 2011

 

Pues así mero es mis muy queridos lectores imaginarios, soy el flamante propietario de una espectacular gastritis, que por su estado requiere atención medica seria y no panaceas del estómago durazno.

En lo personal estoy convencido que muchos de ustedes estan preocupados y un poco consternados, pero les diré que ha sido el motivo para tomarme las cosas con más hielos y menos preocupación.

Verán, no es tan malo, solo te ayuda a reflexionar en que tipo de trabajo estas metido o lo mucho que te explotan, te ayuda a evitar a quien o quienes produce tu estrés o tus constantes berrinches y enojos. De cierta forma me ayuda a ser mejor persona con menos discusiones abordo del transporte publico solo por decir un ejemplo y más tolerante con la gente por citar otro.

Hasta el mismo Jesús Cristo estaría orgulloso de mi nuevo espíritu que irradia benevolencia, optimismo, prudencia, recato, buen gusto, amabilidad, compañerismo, paciencia, respeto, tolerancia, y hacer que los demás reciban de mi paz, pero sobre todo mucho, pero mucho amor. (El que pensó en Walter Mercado, entendió el chiste, el que se imaginó a Walter Mercado, mande un mensaje de texto al 2111 y con gusto el o uno de sus calificados psíquicos lo ayudaran por un increíble bajo precio).

La mala noticia es que durante los próximos 15 días, nada ocurrirá al calor de las chelas, o al sazón de los tacos,en consecuencia, si no hay taco, pues tampoco habrá  tabaco, i hate it,  mucho menos reconfortantes tazas de humeante café, ni ninguna cosa que deteriore más mi salud.

Así que hagámonos todos un favor, ustedes prometan que colaborarán con mi terrible gastritis, evitando que me enoje, ayune o me estrese, y yo prometo olvidar toda esa basofia del comportamiento humanitario, leal y marica. Tan solo por los próximos 15 días, de brother´s ok?.

Mientras tanto si me lo permiten iré por mi medicamento. ¡Carajo cómo me duele!

Por su atención gracias.

XOXO

Indigo con gastritis