La respuesta en todo caso sería sí.

21 11 2011

Yo no sé por qué siempre tienes que tomar las cosas tan apecho, algo que me sucede a mí, no debería ser algo que necesariamente tenga que ver contigo, ¿recuerdas?, ese era nuestro acuerdo, lo tuyo siempre fue tuyo tanto bueno como malo, coincidíamos en varias cosas, pero nunca las compartiste conmigo.

No, no se trata de eso, tu más que yo sabes que nunca existió un nosotros, todo el tiempo se trató de un “tú y yo”; juntos, claro, pero nunca hubo un nosotros.  Al menos nunca lo sentí así, cada que lo buscaba por alguna razón te enfadaste, te alejaste y me hiciste notar la enorme debilidad e imposibilidad de nuestro… “nosotros” hasta que simplemente dejé de buscarlo.

¿Realmente opinas eso?,  y por qué jamás me lo dijiste, por qué permitiste que así pasara. Todo el tiempo parecías esforzarte en delimitar cada vez más tu espacio, ocasionalmente te acercabas, pero todo el tiempo supe que era por la proximidad del momento, no dudo que fue sincero, pero también sé que era cosa de un solo instante.

Sí, es cierto, pero en el fondo sigo siendo el mismo que esas veces, la sutil diferencia vive en que prefiero ya no reservarme, cuál sería el objeto de cuidar las formas y guardar la compostura si al final eso es lo que menos importa, llegué a la conclusión de que si pedía tu honestidad debería ser más abierto y dejaría de preocuparme en las formas. Admito que también he sido más feliz.

Anuncios

Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: