Red Wine

23 11 2011

Y de pronto como que todo entró en pausa, por un segundo todo estaba como en coma, y al instante siguiente ya sentía un inmenso calor en el pecho, solté mi arma; al mismo tiempo que acercaba mi mano ya vacía bajaba la mirada. -“Red wine” musité mientras cerré los ojos recordando a Luis Armando, sonreí.

Escuché pasar unos cuántos disparos más junto a mis oídos, zumbaban. Con un poco de gracia recordaba esa vez, la única vez que había ido al autódromo a ver los ensayos de una carrera de la CART, manchas de colores sin forma mientras me iba desvaneciendo. Pero ahora más que antes ya no podía arrepentirme de la vida que decidí vivir.

Sí,  al final terminé donde empecé.

¿Al caer ya estaría muerto? O tendría que pasar algo más… entonces sucedió… de entre los disparos distinguiría uno en particular, el mío, solo vi su rostro sucio,  clavaba la mirada en un punto  que se acercaba a gran velocidad, lanzó una vez más esa mirada retadora y la sonrisa cínica por última vez.

Anuncios

Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: