¿Corazón de condominio?, no, el mío es de motel.

3 06 2011

Es posible que hace no tanto tiempo, tanto como el no quiero admitir y que si estoy dispuesto a aceptar, me diera cuenta de una verdad y es que si no somos todos, al menos yo tengo un corazón de condominio.

Me imagino que se estarán preguntado: ¿acaso será posible, el buen Indigo, es uno de esos tipos que tienen su propio harem? Honestamente, la respuesta es no, no tengo un Harem, aunque me encantaría tenerlo prefiero a mi muy querido, distinguido y nunca bien ponderado club de fan´s y grupies.

Qué como lo tengo, es un misterio. pero allí esta presente y ya que por lo general no me gusta entrar en esa clase de detalles,  les aseguro que algún día cada uno de ustedes mis queridos imaginarios tendrán el suyo propio, si es que acaso no lo tienen ya.

De cualquier forma me disponía a desvelar todo el misterio del Condominio cardíaco. Pero tendría que empezar con las divisiones, ese tema de las estancias y el decorado de cada habitación hasta llegar al muy privado y exclusivo penthouse, que sin hacer ninguna referencia en a nada en particular,  debería  de tener una cama circular de 4 metros de diámetro y jacuzzi para 8 personas.

Verán es una cosa mucho menos simple de lo que parece, pero más compleja de lo que aparenta, ahora empiezo a sospechar que más que condominio mi corazón es como una especie de  motel, ya saben con columpios, banquitos, suaves sabanas, tubos y duchas de acrílico, pero sin villas, el que visita mi motel lo hace por su propio pie.

Estoy seguro que mi motel cuenta con todo lo necesario, toallas limpias, artículos de aseo personal, menú gastronómico, un avanzado sistema de audio con no menos de 5 canales y muchas y muy variadas prestaciones, o al menos a si me lo imagino ahora.

Con todo esto, el misterio sigue estando latente, ¿por qué un motel?, verán, el otro día estaba comiendo y mientras comía así sin aviso me acordé de algo que me robó el aliento durante unos segundos, ese recuerdo me llevó a otro y a otro hasta que me de cuenta de la triste verdad.

Si es cierto que el “corazón” es el lugar donde se albergan todas las emociones de las personas, el mio, muy seguramente es un lugar de paso; todos sus huéspedes que no inquilinos (a diferencia de los condominios) llegan por sí mismos, cubren los mínimos requisitos de ingreso, hacen lo suyo de forma natural, apasionada y emotiva, terminan y se van.

Así de fácil, así de simple y así de sencillo. Sin trucos, ni letras chiquitas; al día de hoy creo que no tengo la capacidad de prolongar la estancia de nadie, digo algunas veces, algunos visitantes regresan pero creo nadie se ha quedado mucho tiempo.

Resulta curioso por que todos los que han estado allí han dejado una huella importante, si lo tengo que describir con palabras, todos hemos estado en esos restaurantes en los que la gente “famosa” deja su autógrafo en las paredes, justo así lucen las paredes de mi motel. Lo cual desde muchas perspectivas lo vuelve especial.

Sin embargo y muy casualmente me di cuenta que nadie vive allí, parece que en realidad no hay nadie que quiera quedarse largas temporadas, pero no los culpo aunque los moteles son interesantes, muy divertidos y emocionantes, honestamente nadie viviría en uno,

Creo que no se trata del fondo más que de la forma, en el fondo creo que no es tan malo ni tan serio.

Pero no quiero entretenerlos más, pronto bajaré a la recepción a ver si llega quien estoy esperando, nunca se sabe, hoy podría ser el día en que finalmente tengamos un inquilino





Este es un Flash Informativo

13 01 2011

He pasado los últimos días pensando en qué escribir, ¿saben…?, han pasado cosas, pero quizás no son tan buenas como para narrarlas en este su espacio.

Y si lo analizamos fríamente, entre las contradicciones de Calderón y las costumbres de Kalimba, quién se va a preocupar por el joven y apuesto Indigo.

Realmente toda la atención esta puesta en ellos, y  siendo honesto, no tengo humor de contradecirme públicamente ni tengo deseos de hacer “cositas” con niñas en Cancún y… después negarlo. Eso se lo dejaré a los morenazos y los tipos estilo Milhouse.

Yo más bien debo de enfocarme a otro tipo de asuntos, probablemente no tan importantes como el “Caso Salvador Cabañas”  por decir un ejemplo, peor que si reclaman mi atención, lamentablemente yo soy uno de esos proletarios que deben de trabajar para vivir, y que le han vendido su alma a una organización por unos cuántos pesos.

Sin embargo, mis muy queridos lectores imaginarios, extrañamente este tipo de condiciones polarizan extrañamente a la opinión publica, y hacen que desperdicie mi valioso tiempo hablando del tema.

Verán, hablaba con una chica, y me decía “para el amor no hay edad”, amablemente y con educación le conteste: “así es, el amor no tiene edad, lástima que se trababa de sexo casual”.

Otra chica dijo: “esas son unas trepadoras….”, yo parafraseando agregué, “pues por eso las llevó a su habitación”. Una más mencionó: “estoy segura que se esta aprovechando de la situación”, sutilmente agregué “las acciones consumadas se conjugan en pasado y no en copretérito”, estoy seguro que hasta le momento actual no sabe que le quería decir.

De cualquier forma el día de hoy, todo parece tratar el asunto, es por eso que decidí colocar en este su blog, una recopilación de los chistes en honor al caso, la idea es que ustedes mis queridos imaginarios voten por su favorito y veamos cual es el más popular.

Sin más que agregar:

Chistes del caso Kalimba

by todos los “humoristas mexicanos”

  1. ¿Cómo se dice violación en africano? – Te-tumba la tanga Kalimba…
  2. Atención todos!!! Kalimba se ha vuelto blanco!!!! …Pero de la Procuraduría!
  3. El Club América anuncia la contratación de Kalimba como delantero central… Porque él si la mete!
  4. Kalimba nunca sirvió para la guitarra ni la batería… Para lo que es bueno es para el violín!
  5. La PGR está con todo contra Kalimba! …Ya pusieron su foto en todas la envolturas de Negrito de Marinela para encontrarlo!
  6. Qué gritaba la edecán a Kalimba durante la violación?? …No se vale mano negra!!
  7. Y qué le contestaba Kalimba a la edecán?? …Es que estoy tocando fondo!
  8. Primer acto, Kalimba en el bar tomándose fotos con las edecanes. Segundo acto, Kalimba en su habitación tomándose unos tragos con las edecanes. Tercer acto, Kalimba en la cama tomando las nalguitas de las edecanes. ¿Qué es esto? …Una obra negra!!
  9. A ver “Srita” señale al culpable. ☺ ☺ ☺ ☻ ☺ ☺ ☺
  10. kalimba es cierto que te dicen Cristobal Colon?… Por que te veniste en la Niña

Posiblemente existan más peor no le iba a dedicar más espacio al tema, la gerencia agradece su ingenio a los que los crearon.

 





Educación vial.

3 10 2010

Hoy es uno de esos días dónde las cosas se colocan de modo tal que me “van haciendo el día”, dormí muy bien, ganó mi equipo en el fútbol y otras cosas que han estado pasando que me “alegran la existencia”,  y aunque no pude ir a ver a los geniales y virtuosos doctos “KISS”, se que Satarchild demostró que “él fue hecho para amarte” y que Gene, se apoderó de todos como “el dios del trueno”. Rock and Roll all nite, baby.

En la última semana me han pasado dos que tres cosas medianamente interesantes, el otro día por alguna razón me encontraba en el metrobús, para nuestros queridos imaginarios que no habitan en la “Ciudad de las Tranzas y el Smog”, es una porquería roja que solo sirve para que un wey se enriquezca junto con algunos de sus cuates.

En fin, allí estaba yo “cómoda y placenteramente” junto a la puerta de entrada, cuando de pronto, al llegar a la estación siguiente la gente comenzó a bajar, haciendo gestos amables de buen gusto, demostrando con suficiente amplitud su educación y respeto.

Un sujeto fino y bigotudo  se levantó gentilmente de su asiento y con su mejor sonrisa y gala emprendió el camino hacia la salida al momento que empujaba a la gente al referirse “tss voy bajando, bajan… bajan…”.

Yo, tanto como podía le permitía el paso a los pasajeros pero al llegar el bigotudo cruzamos una mirada al instante mismo que me “echó su carrocería mal oliente y despeinada”, al pasar junto a mí me dijo a media voz “pinche güerito”, educadamente me lanzó una carga legal hombro a hombro.

Naturalmente, le devolví el gesto, con medio paso hacía adelante permitiendo que todo su cuerpo fuera directo al poste, sí, soy muy cortés. yo dije:

-Orale, ¿qué pasó allí? y lancé una risotada con mi mueca que asemeja a una sonrisa.

El fino caballero, ya sin la sonrisa que portaba cuando se levantó de su asiento, mencionó:

-Pinche “werito” qué no ves que estoy bajando.

Yo: Ahh, vienes bajando, pues… pide permiso, no seas naco.

Naco: Qué, yo voy bajando… B -A- J- A- N- D- O.

Yo: (sonriendo amablemente) ¡Muy bien!, inténtalo con una más difícil cómo DESCENDIENDO, mientras aprendes a decir, “con permiso”, “permis”, “comper”, en vez de aventarte con sonrisa de imbécil.

Naco: (con cara de imbécil) Qué te traes, pinche “wero”.

Yo: ¿Güero?, cómo de dónde, más bien como castaño claro**, mejor pide permiso para salir en vez de alegar conmigo, de verdad que nefasto. A mí no me amedrentas.

**(nunca he pensado que soy “wero”, por que ja! no lo soy)

Naco: (con gesto de “rompe madres”) Te voy a partir tu madre pinche “werito” mamón, ve a usar tus pinches palabras culeras a otro lado.

Yo: (miré al techo con decepción) No es mi culpa que yo tenga una superioridad Lingüística evidente, además de ser un naco, eres un obtuso y un ignomio (de  ignominia).

Con cara de perplejo, abriendo los ojos grandes, definitivamente buscando alguna palabra para no “quedarse callado” se cerró la puerta del transporte, y como yo si soy muy educado puse una sonrisa muy amable y me despedí del bigotudo con la mano deseándole un muy buen día.

Cómo ven queridos lectores imaginarios, lectora no imaginaria, Comentaristas anónimos, después llegué a mi centro laboral y “laboré”.

En nuestra siguiente entrega Indigo en taco inn, mismo blog, mismo blogger.

Buena semana.





El Grito de ¿Independencia?

15 09 2010

Y así es como recordaremos a todos esos que nos dieron no solo Patria, también Libertad, con una celebración masiva, con fuegos pirotécnicos, desfiles, cantantes famosos, banderas que llegan a nuestros hogares, programas de televisión “educativos” y un gasto de miles de millones de pesos.

A unas horas de que se proclame otra vez el “grito”, queridos lectores imaginarios, querida lectora no imaginaria, amigos y todos,  la verdad es que no suelo hablar de política, la verdad es que yo creo que todos esos fulanos que portan el “poder”,  a mí no me representan,  yo no voté por ellos, y creo que no tendrían que actuar de la forma en qué lo hacen, de cualquier forma en esta semana del bicentenario en el mes de la patria quiero expresarles mi mas sincero y honesto repudio.

Verán, si dejamos a un lado que el país necesita educación, empleo digno, seguridad, estabilidad económica y nos concentramos de completamente en la celebración, lo mínimo sería que todo el artefacto y la parafernalia que lo rodean funcione, no como debe de funcionar o como dicen que lo hará, solo que funcione, saben qué mejor que eso, puede no funcionar, mejor debería de existir.

Sí existir,  como debiera de existir la independencia o la libertad y el sentido de nación, justo anoche en mi contestadora el gobierno federal dejó un mensaje, donde nos invitaba a vivir la celebración en la comodidad de nuestras casas y la espectacularidad de nuestros televisores. Para ser muy honesto lo primero que pasó por mi mente no fue un “desde luego, en mi casa esta todo más cerca hay menos gente y es mas barato”, ¡no’, yo no dije eso, más bien pensé algo así: “como quiera verlo estos cuates no tienen cómo garantizar la seguridad de toda la banda que puede llegar al Zócalo, posiblemente le temen a la multitud y en el peor de los casos, quizás saben que habrá balazos….”

Y por supuesto me he sentido más libre que nunca, tan lleno de libertad que decidí prender la tele, para ver cómo el noticiero pasaba la misma recomendación, para mi gusto en e radio al día siguiente… sí, también, y no dejo de sentirme contrariado.

Lo cierto es que si ya creía que mi país es un tanto malo en materia de seguridad, ahora siento un cierto temor, ojala sean puras locuras mías, no quiero prender la tele luego y que en el corte informativo digan el resumen de la tragedia con las imágenes de lo acontecido.

Intenté distraerme en las redes sociales, ¡error!, al menos cada hora me topo con un comentario, profundo inteligente y muy bien pensado de mis camaradas connacionales, donde ponen de manifiesto y en menos de 14o caracteres los más diestros y fundados argumentos histórico-sociales, contrastan y comparan figuras de la historia nacional, con una exquisitez y detalle sorprendente, ¿mencioné que lo hacen en menos de 140 caracteres?, verdaderamente ágil y audaz.

En verdad no es nada contra nadie, y no me quiero ganar el repudio de la banda, pero justo en este caso en específico por qué más Iturbide y más Maximiliano, digo quizás el primero representa  el primer y breve imperio mexicano y es la estampa de un héroe agridulce, que esta en los altares de la patria pero al mismo tiempo lo borraron del himno, y el otro es un pobre desafortunado, que llegó al país con engaños de una facción conservadora,  donde curiosamente militaba el hijo del “siervo de la nación”, Juan Nepomuceno Almonte,  hasta cierto punto contrastante con el padre, pero representaba la violación a la democracia, a la identidad nacional y al sentimiento de libertad, muy similar a lo que hoy EUA trata de imponer en Iraq, un presidente legal (emperador), selecto de los agraciados por la fuerza política dominante, (Napoleón III), sí, con un poco de atención desvelamos muchas curiosidades.

El punto es, ¿imperialismo impuesto?. O quizás es contra el buen Vicente Guerrero, digo por que si a esas vamos vivir con el deseo de tener patria es mejor que aprovecharse de la situación, el hombre vivió en la jungla, sufrió del mal del pinto y es más honorable vivir así con la frente en alto, qué tenemos contra Juárez, el es popular, hasta AMLO lo ama; tal vez mató al Max y era muy anticlerical y también duró mucho tiempo en el poder pero realizó bastantes cosas buenas como por ejemplo no dejar que la nación dependiera de los imperios extranjeros, como Díaz a quien si quieren más…. Ja! la contradicción apenas empieza.

Madero es el antagonista en la historia de Díaz, sí, estaba dañado, asistía a reuniones espiritistas, tenía mucho dinero, fue a la cárcel, envolvió a los ignorantes en su rollo, por que seamos francos las revoluciones no las organiza la raza, ni el pueblo, las planean las personas suficientemente cercanas para ver el poder y  desearlo, pero que están lo suficientemente lejos para tener que arrebatarlo, ya si es justo o injusto es otro asunto, pero la realidad esta allí y es esa.

Por qué debemos de amar a los dos, si el civil odiaba al general, como el general odiaba al de las leyes de reforma, sí periodicidad, pero la verdadera gran historia esta tejida entre Carranza y Díaz, Revolución de Tuxtepec, claro todos los conocedores de la patria seguro ya lo saben.

Yo creo que la tierra es de quien la trabaja, como creo que no hay más que personas, que la historia se escribe para consagrar no a los hombres  por encima de lo más conveniente, quiero pensar que nadie es mejor que otro, que todos actuamos y hacemos lo que creemos correcto en ese momento, ya que nadie hace las cosas con la intención de que todo salga mal, pero al mismo tiempo no podemos dejarnos de nuestros sentimientos, ellos siempre dominan nuestra razón.

Hoy quiero decirles que nadie es mas que nadie, el sentimiento de libertad se da con la unión, como en el teatro, hasta el más simple lancero es importante, no hay actores pequeños, hay actores pequeños, quizás yo estoy mal, pero no podríamos desear más a uno sin todos los que lo rodean, todos en sus justas intervenciones nos enseñan cosas, hechos de hombres justos que buscaban alcanzar un sueño.

Tal vez hoy no es más que el capricho de Don Porfirio, quizás la consumación se dio algunos años después, incluso no todos los cuates de los libros sean determinantes o definitivos en el trazo de la historia, no tengo elementos para sostenerme con más fuerza pero sé que si buscamos la identidad y obedecemos a la condena de ser libres eternamente, buscamos unidad, no le veo caso a los absurdos derramamientos de sangre de mexicanos como resultado de una guerra mal lograda.

Cuando iba a la primaria decían que el verde es la esperanza, que nos la dan como fayuca embarrada de fútbol y publicidades mal logradas, decían que el blanco trataba acerca de la esperanza, la que a la vida nos lanza, de poder soñar en un México con oportunidades, seguro, limpio, armonioso y próspero, y el rojo que simboliza la sangre de los héroes, como el alma obrera, como el que siempre esta trabajando y su descanso lo ocupa pa´soñar.

Queridos Todos, 200 años de buscar la única condena que tenemos y aún así recuerdo con orgullo y pasión el Credo de López Mendez,  que me regalo uno de mis primeros triunfos en la declamación que dice así:

I

México, creo en ti
como en el vértice de un juramento.
Tú hueles a tragedia, tierra mía,
y sin embargo ríes demasiado,
acaso porque sabes que la risa
es la envoltura de un dolor callado.

II

México, creo en ti,
sin que te represente en una forma
porque te llevo dentro, sin que sepa
lo que tú eres en mí; pero presiento
que mucho te pareces a mi alma,
que sé que existe, pero no la veo.

III

México, creo en ti,
en el vuelo sutil de tus canciones
que nacen porque sí, en la plegaria
que yo aprendí para llamarte Patria:
algo que es mío en mí como tu sombra,
que se tiende con vida sobre el mapa.

IV

México, creo en ti,
en forma tal que tienes de mi amada
la promesa y el beso que son míos,
sin que sepa por qué se me entregaron:
no sé si por ser bueno o por ser malo,
o porque del perdón nazca el milagro.

V

México, creo en ti
sin preocuparme el oro de tu entraña:
es bastante la vida de tu barro
que refresca lo claro de las aguas,
en el jarro que llora por los poros
la opresión de la carne de tu raza.

VI

México, creo en ti,
porque creyendo te me vuelves ansia
y castidad y celo y esperanza.
Si yo conozco el cielo, es por tu cielo,
si conozco el dolor, es por tus lágrimas
que están en mí aprendiendo a ser lloradas.

VII

México, creo en ti,
en tus cosechas de milagrerías
que sólo son deseo en las palabras.
Te consagras de auroras que te cantan
¡y todo el bosque se te vuelve carne!,
¡y todo el hombre se te vuelve selva!

VIII

México, creo en ti,
porque nací de ti, como la flama
es compendio del fuego y de la brasa;
porque me puse a meditar que existes
en el sueño y materia que me forman
y en el delirio de escalar montañas.

IX

México, creo en ti,
porque escribes tu nombre con la equis,
que algo tiene de cruz y de calvario;
porque el águila brava de tu escudo
se divierte jugando a los volados
con la vida y, a veces, con la muerte.

X

México, creo en ti,
como creo en los clavos que te sangran,
en las espinas que hay en tu corona,
y en el mar que te aprieta la cintura
para que tomes en la forma humana
hechura de sirena en las espumas.

XI

México, creo en ti,
porque si no creyera que eres mío
el propio corazón me lo gritara,
y te arrebataría con mis brazos
a todo intento de volverte ajeno
¡sintiendo que a mí mismo me salvaba!

XII

México, creo en ti,
porque eres el alto de mi marcha
y el punto de partida de mi impulso.
¡Mi credo, Patria, tiene que ser tuyo,
como la voz que salva y como el ancla…!

México Creo en ti.

México 1940





Historias de Bar, pre y durante alcohol.

12 09 2010

Cambios, cambios y más cambios…queridos lectores imaginarios, querida lectora no imaginaria, amigos, seguidores, los cambios me persiguen, lo interesante es que no me ataca la duda, eso sí que es nuevo.

Sí lo analizo, como que desapareció por algún momento el sentimiento de incertidumbre, lo cual es bueno y al mismo tiempo es confuso y raro.

Hay tantas cosas que contar, pero ja! este no es mi “muy querido diario Indigo”, y la política de la empresa es tratar ese tipo de cosas de forma críptica.

En fin deje que les cuente, la otra noche salí con Zoso, y de la nada un tipo de la nada se acerca y dice:

Tipo: Acabo de salir del baño

Yo: bien por ti (cuando con mirada burlona buscaba a Zoso)

Tipo: (con gesto de soy buena onda no me agredas) Una chica me acaba de preguntar que si traía algo…

Yo: ¿algo…?, mira nada mas, y ¿traes algo?, digo algo como digamos “algo”

Tipo: No, me vieron  cara de … ¿dealer?…

Yo: (mirando de arriba hacia abajo el atuendo del sujeto, concentrándome en su rostro, con una sonrisa burlona) la verdad es que ni tantito, lo cierto es que si te ves un poco bebido pero… no, si tuviera que comprar “algo”, ese “algo” no te lo pediría a ti, lo siento.

Tipo: (con gesto de  cierta tristeza) pero…

Yo: No, no te apures, síguela pasando a gusto no hay razón para temer, definitivamente no eres un “dealer”, no eres un “gansta”, incluso te ves un tanto inocente, anda sigue bien.

El tipo se fue un poco desanimado, algunas de las personas con las que iba me miraron con un gesto extraño,  y yo repliqué: “Ohhh, el chico malo tal vez intentaba ofrecerme “algo” y lo acabo de alejar, rayos pero que tonto, o ¿es tal vez que el chico ebrio se vio en el espejo como “50 cent” y vino a presumirnos?, cómo sea nunca lo sabremos.

Pasaron más cosas esa noche como tallas de zapato y esas conversaciones d elevado nivel cultural, en otra ocasión en otro momento la charla empezaba con tallas, formas y distribuciones de los “atributos femeninos”, randomente iba con niñas… sí, esa es mi vida.

En otra ocasión, la más reciente, nos dirigíamos al festejo de mi partner, así que dejamos el vehículo en las inmediaciones del lugar, un vagales se acerca y dice son $30 por el estacionamiento, si no, no me hago responsable… dada su indumentaria sobria y elegante accedí con mucho gusto y le di $20 a Gazu.

Llegamos a la fila de la entrada, cuando aún eran casi las 22:00, un par de llamadas a los amigos y el tiempo seguía avanzando a diferencia de la fila, unos hipsters se amotinaban hipstermente, intentaban  “el conecte”, “las influencias” y otras sucias técnicas ridículas y sin sentido o logro alguno. Solamente no avanzamos más, nos dieron poco más de las 23:15 y decidimos partir, no sin cierto desanimo por el festejo.

De regreso hacia el carro esto fue lo que pasó:

Viene viene: ¿ya se van ?

Yo: Sí mano, nos quedamos bien poco, pues quedate con $15 de los $30 ¿no?, ni nos tardamos.

Viene viene: ¿$15?, cuáles $30, no no na mas me dieron $15.

Yo : jaja, no mi hermano, te di $30, me regresas la mitad y ya.

Viene viene: na mas me diste $15,

Yo: (con cierta molestia por las circunstancias, no poder entrar, y otros etc´s.) No te hagas güey, y quedate con $15, de cualquier forma ganas, te dejamos el lugar y otro cuate le cobras $30, ¿lo ves?, tú ganas.

Justo cuando el Viene viene me iba a decir algo llegó mi buen amigo Zoso, con unas monedas en la mano, y dijó: toma ya nos vamos, y me jalo por la espalda mientras yo reclamaba: Hermano, ya le diste $45, hazme el favor…

Sutilmente me dijo, mejor ya hay que irnos… Y sí nos fuimos y eventualmente se me quitó la molestia y como ya estábamos afuera decidimos tomarnos un  trago en el King´s Pub, el cuál parece ser el plan b, o el plan después del plan, o algo por que últimamente siempre termino allí. Anyway.

Bueno después escribiré una entrada de verdad, lo prometo.





La sombra del viento y otras casualidades (comentario y reseña)

30 07 2010

Casi siempre me he considerado un artista (valga la expresión) medianamente bueno, creo que tengo talentos y ciertas dotes que pueden mejorar y aveces siento que con los años han ido superándose poco a poco, como ya lo han visto queridos lectores imaginarios, me gusta la música, lo que muchos de ustedes no saben, es que también suelo leer muy a menudo.

Recuerdo mis clases de calculo vectorial, leí varios libros a esas horas, el que más recuerdo uno que se llama Estirpe de Dragón, lo recuerdo por que justo cuando lo leía mi maestro replico a la audiencia, a nadie en particular, que era mejor no quitarle el tiempo a los demás, fingir que se hace algo o hacer otra cosa y no distraer al profesor, despegándome un poco de mi citada lectura, lo que salió de mis labios y seguramente sin pasar por mi cabeza fue un cortante profundo y sereno “sí, así como yo”.

El docente me miró con  una sonrisa burlona, lo ignoré y leí una obra entretenida.

En fin, justo ayer a eso de las 6 de la tarde me tomó por asalto que en verdad vivo en un mundo de casualidades, y una frase bastante interesante que me golpeó fuerte, creo que me quedé tendido meditándola como 5 minutos, solo para regresar a la realidad con el deseo y la inquietud de saber si es cierta.

Al iniciar esta semana, alguien cuya identidad no revelaré, ni será mencionada a lo largo de este post, para mantener el anonimato, me sugirió leer un libro que se titula “La sombra del viento”,  recordé que alguna vez me dijo que lo estaba leyendo, y en esta ocasión me comentó que un 2do amigo lo había leído ya, y que podría ser tema de nuestro círculo de lectura. Sí, hemos comentado algunos textos.

Ya con cierto interés y sin ganas de ocultarlo frente a ustedes mis queridos lectores imaginarios, con curiosidad busqué el mentado libro, me bastó unos instantes localizarlo y otros instantes obtenerlo. Esa misma noche le di una mirada general y la lectura inició el martes mismo.

Como por el momento soy pensionado, tengo tiempo para hacer cosas que me gusta hacer, le puedo dedicar tiempo a la lectura y a la música muchas horas al día sin preocuparme realmente por el tiempo invertido en tan bella acción, la cultura.

En fin, rápidamente las líneas me trasladaron a una España que gira entorno a un evento de gran relevancia, en términos generales el libro trataría la historia de un libro, de dos historias que se presumen paralelas y un montón de relaciones y coincidencias que son capaces de atrapar al lector, quizás no por el dinamismo propio de la obra, si no más bien con la familiaridad, intriga, ingenio y visión con la que ha sido trazada.

La existencia de varios elementos y de patrones que se repiten en la trama le otorgan al texto la armonía necesaria para imaginar conclusiones, resolver acertijos y especular un poco al rededor de los personajes, diálogos profundos, frases que rompen con el paradigma del tiempo y matices sociales de mediados del pasado siglo desenmascaran las psicología y una que otra vez la personalidad de los participantes, incluso en determinadas ocasiones justifican acciones y omisiones.

Al ir avanzando sobre la trama la persistente posibilidad de” adivinar la siguiente página” se evapora al revelarse el tejido principal del suceso y la última y más emotiva de las interacciones entre tal y cual personaje que guía de la mano al lector hasta el final entre la oscuridad de noches lluviosas, y tormentas de nieve y un misterio que al desvelarse, puede tener consecuencias significativas para todos los involucrados.

Un recurso que es explotado y permite la creación de diversos escenarios es el relato, convirtiendo la narración del tipo “ulterior” encabezada por el protagonista, en una obra claramente comentada, destacando dentro el “intercalado” la “simultaneidad” que cuentan los momentos en los que se desarrolla.

Pintorescos paisajes urbanos, y descripciones profundas, más no tediosas convierten a “La sombra del Viento” en un ejemplar interesante con mucho contenido y elementos dignos de extrapolarse, frases como: “Cuando te preguntas si amas a alguien, es que lo has dejado de amar para siempre”, Relatos implacables y contundentes como la misiva de “Nuri”, así como los lances filosófico-doctrinales de un tal Fermín, dotan a las narraciones de Daniel de gran peso y suficiencia para en conjunto sostener, conformar y encumbrar la figura de un fatigado Bohemio que tiene un carácter “romántico” enfundado en la apariencia de uno de esos “poetas malditos”, que arrastra varios seudónimos, todos con un pasado interesante y revelador.

La mayor de las casualidades, hace que yo mismo me vea reflejado en la narración, leyendo cosas que ya he escrito, cosas que he comentado y cosas que rescatan el espíritu de algunas de mis líneas, como si existiera una especie de conexión que desconozco entre nosotros, que definitivamente no es la Mont Blanc de Victor Hugo, pero quizás obedece a cosas más palpables como el amor, el deseo y la fe.

O quizás como leía ayer puede que se deba a “que los tiempos de Dios son perfectos, por algo pasan las cosas en algún momento”.

Eso es lo que me da el gusto de poder hablarte, de poder conocerte la creciente pregunta de un será posible.





Una de Futbol…

22 06 2010

Esta es una historia escrita para los mexicanos, para todo aquellos que tiene grabada un águila en el pecho, y son capaces de entregar el alma por un sueño, para todos aquellos que no perderemos el valor y el orgullo de sentirnos fuertes y capaces, por los que somos de verdad mexicanos.

Queridos lectores imaginarios, lectora no imaginaria, amigos y seguidores, hoy fue el 3er partido de la selección nacional en Sudáfrica, y sí, lo perdimos, y sí hay cosas que cambiar, y sí muchos tiene caras largas y melancolía, pero gente… no estamos muertos!!.

Dónde ha quedado ese animo y gran valor, que  hace tan solo unas horas llenaba la atmósfera, dónde están ahora las ganas de lucir el tan altamente demandado jersey negro… y los números 14, 10, 4 o 7, y que me dicen los cómicos billetes con la imagen del “Chicharito”, o el “Temoc” de cabeza… qué pasó, dónde quedo la fuerza y la bravura.

Qué acaso solo somos una afición de en las buenas…  llenamos estadios, inventamos porras y nos ilusionamos, pero lamentablemente, es una forma hipócrita de lucirnos y pavonearnos, no tenemos orgullo ni identidad nacional.

Ejemplo 1:



En lo personal, creo que el “JAJAJAJA” no era necesario,  el hasta creen… hazme el favor, sí la intención es tratar de dar una imagen ruda o agresiva, la verdad y de amigos te lo digo, no hagas eso solo te vez con amargura, eso sin ganas de decir que luces bastante intolerante,  hasta donde yo sé, a ti no te gusta el futbol … respeta las ilusiones y creencias de los demás.  ( es solo para poner un ejemplo, no lo tomes personal como tu hay miles que opinan igual e igualmente son contados los partidos que ven).

Ahora el ejemplo 2 trata del que sabe mucho:

No calificaré la validez del comentario, pero hace una semana el mismo sujeto…

Buen festejo, digo para 20 min, de fama el wey es amado por muchas y admirado por millones…

Obviamente ya entienden mi punto, pero nos quejamos sin saber y protestamos a la primera de cambios, el futbol es un bonito deporte, satisface nuestras necesidades más simples y es una pena que nos refleje tal cual somos.

Yo por mi parte seguiré apoyando desde mi trinchera, y se que no estoy solo, y sé que  si dios me permite ver a mi selección levantar la copa tanto ellos como nosotros vamos a estar allí festejando. Por mientras Venga Muchachos!!.

Por que yo creo que podemos lograrlo, por que sé que las ilusiones no dicen a donde ir, por que quiero perder el miedo a enfrentarme a cosas difíciles, por que solo los milagros se logran con esfuerzo y jugando hasta el último segundo, hay que salir a ganar pero no se pierde hasta que ha sonado el último silbato.