Mateo, en el espectáculo.

24 03 2011

En realidad se cuenta con algo cercano a un minuto, aunque hay que descontarle el tiempo de la entrada y la salida, es muy posible que se trate de 45 segundos efectivos para el acto.

Generalmente se piensa que la entrada debería ser algo sencillo, para ser francos se trata de algo que es muy rápido, y aunque todo se sucede al mismo tiempo,es bastante distinguible cuando  ya estas demasiado cerca del final.

Para poder realizar tu acto, debes de pensar en “aguantarse la respiración”, tomas aire y cuando dejas de respirar todo parece ocurrir más lento; tus movimientos aparentan ser más precisos y todo a tu alrededor te acompaña con el mismo ritmo  con el que tus latidos preocupados te exigen un poco más de vitalidad.

Y de pronto… !pum! ahora tu eres el amo de todo,  eres capaz de dominar hasta lo más natural e involuntario como respirar, es que ya estás preparado.

Desde un costado esperas tu aparición, las luces se encienden y todos se detienen para verte. Somos entretenimiento, creamos acrobacias, hacemos malabares o  jugamos con el fuego para entretener a nuestro público.

Viajamos de un sitio a otro, algunas veces regresamos a los mismos lugares, pero así es esta vida del espectáculo, complicada y un tanto caprichosa. Nos obliga a movernos rápido y a esperar tranquilamente nuestro gran momento.

Viviendo entre las calles de esta gran ciudad,  justo en las esquina de  Av. Juárez y Lázaro Cárdenas,  con la escenografía de un coloso de mármol ha sido mi mejor escenario….

Las luces se encienden y los vehículos se detienen, es hora de empezar el espectáculo.

 





Este es un Flash Informativo

13 01 2011

He pasado los últimos días pensando en qué escribir, ¿saben…?, han pasado cosas, pero quizás no son tan buenas como para narrarlas en este su espacio.

Y si lo analizamos fríamente, entre las contradicciones de Calderón y las costumbres de Kalimba, quién se va a preocupar por el joven y apuesto Indigo.

Realmente toda la atención esta puesta en ellos, y  siendo honesto, no tengo humor de contradecirme públicamente ni tengo deseos de hacer “cositas” con niñas en Cancún y… después negarlo. Eso se lo dejaré a los morenazos y los tipos estilo Milhouse.

Yo más bien debo de enfocarme a otro tipo de asuntos, probablemente no tan importantes como el “Caso Salvador Cabañas”  por decir un ejemplo, peor que si reclaman mi atención, lamentablemente yo soy uno de esos proletarios que deben de trabajar para vivir, y que le han vendido su alma a una organización por unos cuántos pesos.

Sin embargo, mis muy queridos lectores imaginarios, extrañamente este tipo de condiciones polarizan extrañamente a la opinión publica, y hacen que desperdicie mi valioso tiempo hablando del tema.

Verán, hablaba con una chica, y me decía “para el amor no hay edad”, amablemente y con educación le conteste: “así es, el amor no tiene edad, lástima que se trababa de sexo casual”.

Otra chica dijo: “esas son unas trepadoras….”, yo parafraseando agregué, “pues por eso las llevó a su habitación”. Una más mencionó: “estoy segura que se esta aprovechando de la situación”, sutilmente agregué “las acciones consumadas se conjugan en pasado y no en copretérito”, estoy seguro que hasta le momento actual no sabe que le quería decir.

De cualquier forma el día de hoy, todo parece tratar el asunto, es por eso que decidí colocar en este su blog, una recopilación de los chistes en honor al caso, la idea es que ustedes mis queridos imaginarios voten por su favorito y veamos cual es el más popular.

Sin más que agregar:

Chistes del caso Kalimba

by todos los “humoristas mexicanos”

  1. ¿Cómo se dice violación en africano? – Te-tumba la tanga Kalimba…
  2. Atención todos!!! Kalimba se ha vuelto blanco!!!! …Pero de la Procuraduría!
  3. El Club América anuncia la contratación de Kalimba como delantero central… Porque él si la mete!
  4. Kalimba nunca sirvió para la guitarra ni la batería… Para lo que es bueno es para el violín!
  5. La PGR está con todo contra Kalimba! …Ya pusieron su foto en todas la envolturas de Negrito de Marinela para encontrarlo!
  6. Qué gritaba la edecán a Kalimba durante la violación?? …No se vale mano negra!!
  7. Y qué le contestaba Kalimba a la edecán?? …Es que estoy tocando fondo!
  8. Primer acto, Kalimba en el bar tomándose fotos con las edecanes. Segundo acto, Kalimba en su habitación tomándose unos tragos con las edecanes. Tercer acto, Kalimba en la cama tomando las nalguitas de las edecanes. ¿Qué es esto? …Una obra negra!!
  9. A ver “Srita” señale al culpable. ☺ ☺ ☺ ☻ ☺ ☺ ☺
  10. kalimba es cierto que te dicen Cristobal Colon?… Por que te veniste en la Niña

Posiblemente existan más peor no le iba a dedicar más espacio al tema, la gerencia agradece su ingenio a los que los crearon.

 





Indigo a un año.

19 11 2010


El paso del tiempo es irreversible, a toda noche le sigue un amanecer y con cada puesta del sol vine otra vez la luna en un ciclo interminable que le da consecuencia al tránsito de los días, de las semanas, de los meses e incluso de los años.

Pensar que podemos capturar momentos, guardar emociones encapsular vivencias, para algunos, puede resultar necio, para otros puede ser incluso una forma de vivir el día con día.

Con mucha honestidad, yo soy del segundo tipo de gente, creo que las palabras suenan mejor cuando las escribo, siento que esas letras escritas, se vuelven inmunes ala caducidad propia de los hechos reales, pero he de reconocer que adquieren un  nuevo sentido en los diferentes momentos dentro del tiempo.

Tengo la idea de que eso se debe a que los lectores no somos los mismo, por diferentes razones, hoy no somos los mismos que ayer, tenemos más y mejores ideas, más y mejores conocimientos, planes, ambiciones, sueños, alegrías, sin sabores, fracasos, triunfos, expectativas, visión y experiencia; que nos permiten abordar los temas de una forma nueva.

Hace poco platicaba acerca de la realidad y su universalidad, nos acercamos a ella de muy variadas formas, lo mismo pasa con estas ideas, sensaciones, pensamientos y emociones que la palabra escrita ha encerrado, no pueden mentir, dicen lo mismo todos los días, pero es quizás que nosotros les podemos tomar un sentido diferente cada que las leemos.

Posiblemente de acuerdo a nuestro estado de humor y animo, percibimos diferente, posiblemente eso me llena de mucha alegría.

Durante toda la semana he estado pensando qué escribir, en realidad hay cosas que no he terminado de contarles, como el resto del viaje a ciudad pachanga, o de los extraños eventos en un taco inn y tantas otras cosas.

Estoy seguro que un día las terminaré de narrar, curiosamente me puse a revisar las entradas anteriores y al leerlas recordé varias cosas, momentos y situaciones que rodeaban esos días, recordé a varias personas, y con especial cariño a quienes me han ayudado a escribir algunas de estas historias.

Y es por eso que hoy que este espacio llega a su primer aniversario quiero dar un especial reconocimiento a todos ustedes queridos lectores imaginarios, por que siguen leyendo las cosas que digo, no los conozco, peor estoy casi seguro que ustedes me conocen mejor a mí y al contexto de mi vida.

Quiero agradecer en varios puntos a mi muy querida lectora no imaginaria, por que ella fue la primera lectora de este espacio, y eso me llena de gusto, he de admitir frente a todos ustedes que está presente desde la 3ra entrada que escribí y que si la suerte se hace cómplice faltan muchas cosas que contar, tan solo un gran y afectuoso gracias.

A mi querida amiga que es la que más me entiende, compañera de tardes cafetosas, conversaciones profundas y reflexiones varias, sí también el producto de nuestras charlas han viajado hasta este sitio, y la verdad me encanta resolver el mundo con ella.

No pueden faltar mis queridos amigos Zoso y Gazú, compañeros de andanzas y aventuras, muchas de ellas algún día serán narradas.

A todas las personas que enriquecen mis días como a todas las nuevas amistades que he adquirido en este año, y que son dueñas de algunas de mis palabras aquí en este su blog.

Tampoco quiero dejar de lado al señor rata, a panamazules, al señor bigotudo, al tipo ebrio, a Pequeñaybonita, a Mapleychocolate, a mi amigo Bass, con mucho mucho afecto a Sarah y tantas personalidades y personajes que han ido apareciendo.

A todas las emociones, sensaciones y pensamientos que se fueron acomodando de diversas formas.

La satisfacción más grande es seguir con la inquietud de seguir escribiendo y que a un año de experimentar, han existido cambios, siento que no soy el mismo, he visto muchas experiencias y momentos ante mi, oportunidades, fracasos y retos, y tal vez escribo medianamente decente cuando me lo propongo.

“Y así no importa si la vida ya no huele a vainilla, o tiene alas, la creencia de saber que todo vuelve a empezar, me da la fortaleza de recuperar  eso que se me ha extraviado, por que cómo puedo desilusionarme de la vida que he decidido llevar…”

Los saludo con afecto, aveces sí es curioso darse cuenta de muchas cosas, saben… este ha sido un gran momento.





El Grito de ¿Independencia?

15 09 2010

Y así es como recordaremos a todos esos que nos dieron no solo Patria, también Libertad, con una celebración masiva, con fuegos pirotécnicos, desfiles, cantantes famosos, banderas que llegan a nuestros hogares, programas de televisión “educativos” y un gasto de miles de millones de pesos.

A unas horas de que se proclame otra vez el “grito”, queridos lectores imaginarios, querida lectora no imaginaria, amigos y todos,  la verdad es que no suelo hablar de política, la verdad es que yo creo que todos esos fulanos que portan el “poder”,  a mí no me representan,  yo no voté por ellos, y creo que no tendrían que actuar de la forma en qué lo hacen, de cualquier forma en esta semana del bicentenario en el mes de la patria quiero expresarles mi mas sincero y honesto repudio.

Verán, si dejamos a un lado que el país necesita educación, empleo digno, seguridad, estabilidad económica y nos concentramos de completamente en la celebración, lo mínimo sería que todo el artefacto y la parafernalia que lo rodean funcione, no como debe de funcionar o como dicen que lo hará, solo que funcione, saben qué mejor que eso, puede no funcionar, mejor debería de existir.

Sí existir,  como debiera de existir la independencia o la libertad y el sentido de nación, justo anoche en mi contestadora el gobierno federal dejó un mensaje, donde nos invitaba a vivir la celebración en la comodidad de nuestras casas y la espectacularidad de nuestros televisores. Para ser muy honesto lo primero que pasó por mi mente no fue un “desde luego, en mi casa esta todo más cerca hay menos gente y es mas barato”, ¡no’, yo no dije eso, más bien pensé algo así: “como quiera verlo estos cuates no tienen cómo garantizar la seguridad de toda la banda que puede llegar al Zócalo, posiblemente le temen a la multitud y en el peor de los casos, quizás saben que habrá balazos….”

Y por supuesto me he sentido más libre que nunca, tan lleno de libertad que decidí prender la tele, para ver cómo el noticiero pasaba la misma recomendación, para mi gusto en e radio al día siguiente… sí, también, y no dejo de sentirme contrariado.

Lo cierto es que si ya creía que mi país es un tanto malo en materia de seguridad, ahora siento un cierto temor, ojala sean puras locuras mías, no quiero prender la tele luego y que en el corte informativo digan el resumen de la tragedia con las imágenes de lo acontecido.

Intenté distraerme en las redes sociales, ¡error!, al menos cada hora me topo con un comentario, profundo inteligente y muy bien pensado de mis camaradas connacionales, donde ponen de manifiesto y en menos de 14o caracteres los más diestros y fundados argumentos histórico-sociales, contrastan y comparan figuras de la historia nacional, con una exquisitez y detalle sorprendente, ¿mencioné que lo hacen en menos de 140 caracteres?, verdaderamente ágil y audaz.

En verdad no es nada contra nadie, y no me quiero ganar el repudio de la banda, pero justo en este caso en específico por qué más Iturbide y más Maximiliano, digo quizás el primero representa  el primer y breve imperio mexicano y es la estampa de un héroe agridulce, que esta en los altares de la patria pero al mismo tiempo lo borraron del himno, y el otro es un pobre desafortunado, que llegó al país con engaños de una facción conservadora,  donde curiosamente militaba el hijo del “siervo de la nación”, Juan Nepomuceno Almonte,  hasta cierto punto contrastante con el padre, pero representaba la violación a la democracia, a la identidad nacional y al sentimiento de libertad, muy similar a lo que hoy EUA trata de imponer en Iraq, un presidente legal (emperador), selecto de los agraciados por la fuerza política dominante, (Napoleón III), sí, con un poco de atención desvelamos muchas curiosidades.

El punto es, ¿imperialismo impuesto?. O quizás es contra el buen Vicente Guerrero, digo por que si a esas vamos vivir con el deseo de tener patria es mejor que aprovecharse de la situación, el hombre vivió en la jungla, sufrió del mal del pinto y es más honorable vivir así con la frente en alto, qué tenemos contra Juárez, el es popular, hasta AMLO lo ama; tal vez mató al Max y era muy anticlerical y también duró mucho tiempo en el poder pero realizó bastantes cosas buenas como por ejemplo no dejar que la nación dependiera de los imperios extranjeros, como Díaz a quien si quieren más…. Ja! la contradicción apenas empieza.

Madero es el antagonista en la historia de Díaz, sí, estaba dañado, asistía a reuniones espiritistas, tenía mucho dinero, fue a la cárcel, envolvió a los ignorantes en su rollo, por que seamos francos las revoluciones no las organiza la raza, ni el pueblo, las planean las personas suficientemente cercanas para ver el poder y  desearlo, pero que están lo suficientemente lejos para tener que arrebatarlo, ya si es justo o injusto es otro asunto, pero la realidad esta allí y es esa.

Por qué debemos de amar a los dos, si el civil odiaba al general, como el general odiaba al de las leyes de reforma, sí periodicidad, pero la verdadera gran historia esta tejida entre Carranza y Díaz, Revolución de Tuxtepec, claro todos los conocedores de la patria seguro ya lo saben.

Yo creo que la tierra es de quien la trabaja, como creo que no hay más que personas, que la historia se escribe para consagrar no a los hombres  por encima de lo más conveniente, quiero pensar que nadie es mejor que otro, que todos actuamos y hacemos lo que creemos correcto en ese momento, ya que nadie hace las cosas con la intención de que todo salga mal, pero al mismo tiempo no podemos dejarnos de nuestros sentimientos, ellos siempre dominan nuestra razón.

Hoy quiero decirles que nadie es mas que nadie, el sentimiento de libertad se da con la unión, como en el teatro, hasta el más simple lancero es importante, no hay actores pequeños, hay actores pequeños, quizás yo estoy mal, pero no podríamos desear más a uno sin todos los que lo rodean, todos en sus justas intervenciones nos enseñan cosas, hechos de hombres justos que buscaban alcanzar un sueño.

Tal vez hoy no es más que el capricho de Don Porfirio, quizás la consumación se dio algunos años después, incluso no todos los cuates de los libros sean determinantes o definitivos en el trazo de la historia, no tengo elementos para sostenerme con más fuerza pero sé que si buscamos la identidad y obedecemos a la condena de ser libres eternamente, buscamos unidad, no le veo caso a los absurdos derramamientos de sangre de mexicanos como resultado de una guerra mal lograda.

Cuando iba a la primaria decían que el verde es la esperanza, que nos la dan como fayuca embarrada de fútbol y publicidades mal logradas, decían que el blanco trataba acerca de la esperanza, la que a la vida nos lanza, de poder soñar en un México con oportunidades, seguro, limpio, armonioso y próspero, y el rojo que simboliza la sangre de los héroes, como el alma obrera, como el que siempre esta trabajando y su descanso lo ocupa pa´soñar.

Queridos Todos, 200 años de buscar la única condena que tenemos y aún así recuerdo con orgullo y pasión el Credo de López Mendez,  que me regalo uno de mis primeros triunfos en la declamación que dice así:

I

México, creo en ti
como en el vértice de un juramento.
Tú hueles a tragedia, tierra mía,
y sin embargo ríes demasiado,
acaso porque sabes que la risa
es la envoltura de un dolor callado.

II

México, creo en ti,
sin que te represente en una forma
porque te llevo dentro, sin que sepa
lo que tú eres en mí; pero presiento
que mucho te pareces a mi alma,
que sé que existe, pero no la veo.

III

México, creo en ti,
en el vuelo sutil de tus canciones
que nacen porque sí, en la plegaria
que yo aprendí para llamarte Patria:
algo que es mío en mí como tu sombra,
que se tiende con vida sobre el mapa.

IV

México, creo en ti,
en forma tal que tienes de mi amada
la promesa y el beso que son míos,
sin que sepa por qué se me entregaron:
no sé si por ser bueno o por ser malo,
o porque del perdón nazca el milagro.

V

México, creo en ti
sin preocuparme el oro de tu entraña:
es bastante la vida de tu barro
que refresca lo claro de las aguas,
en el jarro que llora por los poros
la opresión de la carne de tu raza.

VI

México, creo en ti,
porque creyendo te me vuelves ansia
y castidad y celo y esperanza.
Si yo conozco el cielo, es por tu cielo,
si conozco el dolor, es por tus lágrimas
que están en mí aprendiendo a ser lloradas.

VII

México, creo en ti,
en tus cosechas de milagrerías
que sólo son deseo en las palabras.
Te consagras de auroras que te cantan
¡y todo el bosque se te vuelve carne!,
¡y todo el hombre se te vuelve selva!

VIII

México, creo en ti,
porque nací de ti, como la flama
es compendio del fuego y de la brasa;
porque me puse a meditar que existes
en el sueño y materia que me forman
y en el delirio de escalar montañas.

IX

México, creo en ti,
porque escribes tu nombre con la equis,
que algo tiene de cruz y de calvario;
porque el águila brava de tu escudo
se divierte jugando a los volados
con la vida y, a veces, con la muerte.

X

México, creo en ti,
como creo en los clavos que te sangran,
en las espinas que hay en tu corona,
y en el mar que te aprieta la cintura
para que tomes en la forma humana
hechura de sirena en las espumas.

XI

México, creo en ti,
porque si no creyera que eres mío
el propio corazón me lo gritara,
y te arrebataría con mis brazos
a todo intento de volverte ajeno
¡sintiendo que a mí mismo me salvaba!

XII

México, creo en ti,
porque eres el alto de mi marcha
y el punto de partida de mi impulso.
¡Mi credo, Patria, tiene que ser tuyo,
como la voz que salva y como el ancla…!

México Creo en ti.

México 1940





Con una humeante taza…

15 08 2010

Queridos lectores imaginarios, muy querida lectora no imaginaria, amigos, seguidores y todos y cada uno de ustedes que tienen a bien regalarme unos cuantos segundos de su tiempo al pasar por aquí sus miradas, por lo general, empiezo a escribir y al final decido el titulo de los comentarios, digo en realidad es más simple para mi nombrar algo que ya está hecho, que describir alguna cosa, pues siento que limita mi enorme creatividad ingenio y derroche de talento; pero en esta ocasión ya sé de qué voy a platicarles, haciendo una pausa a las historias y  en lo que tenemos más noticias de Sarah me ha parecido agradable responder a algunas de las preguntas que me han hecho.

Verán, yo soy de esos tipos que casi todo, o la mayoría de las cosas las comenta en medio de un humeante café, al sazón de unos tacos o al calor de unas chelas, y la gente me dice “hey, Indigo, qué es eso”, bueno queridos lectores imaginarios hoy vamos a desvelar ese misterio, o al menos eso intentaré.

La verdad es que soy una persona accesible y de gustos gastronómicos muy pero muy simples, y si a eso le sumamos la buena compañía y una charla, tenemos un momento excelente, incluso puedo afirmar que cada vez entiendo más cosas sobre mí mismo, aunque usted no lo crea.

De cualquier forma y después de la breve descripción, la única respuesta se encuentra en la charla, sin duda es lo más importante de todo, porque  efectivamente quién querría beber una chela caliente, a menos que te ubiques en el centro de algún pintoresco, pero radicalmente conservador, pueblito alemán, creo que a la inmensa mayoría nos gustan frías.

Si bien es cierto, la charla debería ser “el factor importante” pero la idea popular es que siempre se ve condicionada por la compañía, ya que definitivamente la persona que está a tu lado bebiendo o comiendo contigo es con quien hablas ¿no? Pero hoy vengo a decirles que la charla no es importante, incluso no puede existir todo se basa en esa sensación de comodidad que debería de estar presente. Esa sí que es importante.

Y esa sensación de comodidad se da justamente allí en la grata experiencia que resulta ser  patrocinada por la compañía, muchas veces cuando contemplo el fondo de mi taza como si de allí emanaran las respuestas o cuando veo a cualquier punto fijamente mientras escucho o pienso lo que voy a decir, es que experimento esa sensación, en ese momento la charla se da naturalmente, me consta.

Y aunque siempre digo que mis palabras suenan mejor cuando las escribo les diré hoy a todos un secreto, cuando en verdad lo quiero me gusta más oír el silencio en compañía. Porque así es la música, mezcla de sonidos y silencios, porque así soy yo.

“Todo comenzó aquel día que dejé que las palabras poco a poco se convirtieran en ideas y las ideas poco a poco llenaran el papel y relataran los eventos de la memoria, y al dejar que la tinta de mi pluma azul corriera como si tuviese vida propia comprendí que la música guarda aún secretos que están por conocerse.”

Indigo, julio 2010





La sombra del viento y otras casualidades (comentario y reseña)

30 07 2010

Casi siempre me he considerado un artista (valga la expresión) medianamente bueno, creo que tengo talentos y ciertas dotes que pueden mejorar y aveces siento que con los años han ido superándose poco a poco, como ya lo han visto queridos lectores imaginarios, me gusta la música, lo que muchos de ustedes no saben, es que también suelo leer muy a menudo.

Recuerdo mis clases de calculo vectorial, leí varios libros a esas horas, el que más recuerdo uno que se llama Estirpe de Dragón, lo recuerdo por que justo cuando lo leía mi maestro replico a la audiencia, a nadie en particular, que era mejor no quitarle el tiempo a los demás, fingir que se hace algo o hacer otra cosa y no distraer al profesor, despegándome un poco de mi citada lectura, lo que salió de mis labios y seguramente sin pasar por mi cabeza fue un cortante profundo y sereno “sí, así como yo”.

El docente me miró con  una sonrisa burlona, lo ignoré y leí una obra entretenida.

En fin, justo ayer a eso de las 6 de la tarde me tomó por asalto que en verdad vivo en un mundo de casualidades, y una frase bastante interesante que me golpeó fuerte, creo que me quedé tendido meditándola como 5 minutos, solo para regresar a la realidad con el deseo y la inquietud de saber si es cierta.

Al iniciar esta semana, alguien cuya identidad no revelaré, ni será mencionada a lo largo de este post, para mantener el anonimato, me sugirió leer un libro que se titula “La sombra del viento”,  recordé que alguna vez me dijo que lo estaba leyendo, y en esta ocasión me comentó que un 2do amigo lo había leído ya, y que podría ser tema de nuestro círculo de lectura. Sí, hemos comentado algunos textos.

Ya con cierto interés y sin ganas de ocultarlo frente a ustedes mis queridos lectores imaginarios, con curiosidad busqué el mentado libro, me bastó unos instantes localizarlo y otros instantes obtenerlo. Esa misma noche le di una mirada general y la lectura inició el martes mismo.

Como por el momento soy pensionado, tengo tiempo para hacer cosas que me gusta hacer, le puedo dedicar tiempo a la lectura y a la música muchas horas al día sin preocuparme realmente por el tiempo invertido en tan bella acción, la cultura.

En fin, rápidamente las líneas me trasladaron a una España que gira entorno a un evento de gran relevancia, en términos generales el libro trataría la historia de un libro, de dos historias que se presumen paralelas y un montón de relaciones y coincidencias que son capaces de atrapar al lector, quizás no por el dinamismo propio de la obra, si no más bien con la familiaridad, intriga, ingenio y visión con la que ha sido trazada.

La existencia de varios elementos y de patrones que se repiten en la trama le otorgan al texto la armonía necesaria para imaginar conclusiones, resolver acertijos y especular un poco al rededor de los personajes, diálogos profundos, frases que rompen con el paradigma del tiempo y matices sociales de mediados del pasado siglo desenmascaran las psicología y una que otra vez la personalidad de los participantes, incluso en determinadas ocasiones justifican acciones y omisiones.

Al ir avanzando sobre la trama la persistente posibilidad de” adivinar la siguiente página” se evapora al revelarse el tejido principal del suceso y la última y más emotiva de las interacciones entre tal y cual personaje que guía de la mano al lector hasta el final entre la oscuridad de noches lluviosas, y tormentas de nieve y un misterio que al desvelarse, puede tener consecuencias significativas para todos los involucrados.

Un recurso que es explotado y permite la creación de diversos escenarios es el relato, convirtiendo la narración del tipo “ulterior” encabezada por el protagonista, en una obra claramente comentada, destacando dentro el “intercalado” la “simultaneidad” que cuentan los momentos en los que se desarrolla.

Pintorescos paisajes urbanos, y descripciones profundas, más no tediosas convierten a “La sombra del Viento” en un ejemplar interesante con mucho contenido y elementos dignos de extrapolarse, frases como: “Cuando te preguntas si amas a alguien, es que lo has dejado de amar para siempre”, Relatos implacables y contundentes como la misiva de “Nuri”, así como los lances filosófico-doctrinales de un tal Fermín, dotan a las narraciones de Daniel de gran peso y suficiencia para en conjunto sostener, conformar y encumbrar la figura de un fatigado Bohemio que tiene un carácter “romántico” enfundado en la apariencia de uno de esos “poetas malditos”, que arrastra varios seudónimos, todos con un pasado interesante y revelador.

La mayor de las casualidades, hace que yo mismo me vea reflejado en la narración, leyendo cosas que ya he escrito, cosas que he comentado y cosas que rescatan el espíritu de algunas de mis líneas, como si existiera una especie de conexión que desconozco entre nosotros, que definitivamente no es la Mont Blanc de Victor Hugo, pero quizás obedece a cosas más palpables como el amor, el deseo y la fe.

O quizás como leía ayer puede que se deba a “que los tiempos de Dios son perfectos, por algo pasan las cosas en algún momento”.

Eso es lo que me da el gusto de poder hablarte, de poder conocerte la creciente pregunta de un será posible.





Historias musicales.

10 05 2010

Hola mis muy queridos lectores imaginarios primera  lectora no imaginaria y lectores no imaginarios nuevos, saben, hoy he decido contar una historia y como siempre puse algo de música cuando de repente al ir explorando dentro de los títulos de mi itunes dije “debería escribir algo usando solo los títulos de las canciones”, (sí, hasta cierto punto suena extraño y poco interesante, pero por favor, debo hacer algo que no me aburra), para que sea más sencillo identificar dónde inicia una canción y termina otra se me ocurrió usar comillas, pensé en poner el grupo o interprete, pero nah, sería demasiado, en fin este es el resultado:

Una historia

by Indigo.

Cierto día decidí hacer “la llamada”,  tomé tan solo mi “equipaje de mano”, y salí con “nada” y un montón de “sueños” todos dispuestos a hacerse realidad, pero de un momento a otro la “nostalgia” se apoderó de mí. La “obsesión” de ir a tu encuentro me hacía ver la “luz de día” con un mejor animo, y aunque sé perfectamente que “no eres yo”, sé que no debo de esperar hasta “el fin del camino” para estar contigo.

De una u otra forma llegué hasta tú encuentro,  era “martes”, en tan solo “20 minutos” había recorrido una considerable distancia, mi “loco corazón” gritaba fuerte que “somos” “historias” de “pasión” a la par que con un gesto amable me abrazaste con ese “espíritu de amor” que “solo tu” posees.

“La voz dormida”  de nuestro “secreto de amor” se despertó súbitamente, y si estaba “confundido” sabía que “besándote” el “universo” se transformaba.

Recibir “otra oportunidad” para todos y cada uno de esos “1000 recuerdos” “es lo mejor”, pensé en “como me voy a olvidar” y dije “nunca voy a olvidarte”, la misma voz de antes me dijo “sigue tu camino”.

Despacio deje “las flores” en el jarrón, y dejé que ese “manto estelar” nos cubriera, “después de ti” nada es igual,  dije mientras me levantaba, “adiós Dulcinea”, “duerme…” y salí del campo santo.

“Nada es fácil sin tu amor”,  “luchare” “y serás canción”.

Y ese fue el resultado, salió un tanto emo, pero ese fue el orden que dicto itunes, y lo primero que llegó a mi imaginación, (¿seré dramático?, no contesten), deberían intentarlo queridos lectores imaginarios,  fue divertido.